29 mar. 2010

La mejor escena de Hopper, un putoamo que se apaga

Hopper en 'Amor a quemarropa'.

Leo a Alsedo esta mañana y veo que, acuciado por la muerte inminente de Dennis Hopper —y seguramente por las vacaciones—, decide desmarcarse con homenaje previo al fallecimiento, antes de tener que andar con prisas por culpa de esos obituarios de última hora que joden los cierres.

Cuando me he puesto a pensar en lo que me traía Hopper a la memoria no me han venido 'Easy Rider' o 'Apocalypse Now' como a casi todo el mundo, sino una cinta parcialmente olvidada y siempre muy reivindicable como lo mejor que ha hecho Tony Scott en su sanguinolenta carrera: 'Amor a quemarropa'.


El guión, el primero que escribió Tarantino profesionalmente (antes incluso que 'Reservoir Dogs'), es también, seguramente, uno de sus mejores trabajos. Y el pasaje en el que el homenajeado charla acerca del origen de los sicilianos con su futuro ejecutor (Christopher Walken) —montaje salpimentado por el fragmento 'Sous le dôme épais où le blanc jasmin' de la ópera Lakmé (Acto 2, No. 2; Léo Delibes)— es una de las cosas más bellas que he tenido el placer de contemplar.

Así que, por haber ayudado a construir esta cumbre y por un buen puñado de grandes momentos más, salud, Hopper, allí donde encuentres la paz.

Aquí el original:



Y aquí, la cojonuda escena:

No hay comentarios: