12 abr. 2010

La sangre es bella

 Quentin Tarantino.

Tengo amigos bien letrados que, a la mínima oportunidad, despotrican de las filmografías de los Coen o de Tarantino. Valoran un par de piezas de cada cosecha y repudian escrupulosamente el resto.

Ethan y Joel Coen.

No voy a malgastar post diciendo que les den una segunda oportunidad y que olviden los prejuicios que llevan incorporados por haberse hecho referencias fundamentales y molestosamente cacareadas por gafapastas impresionables, sólo pido, a ellos y a los lectores circunstanciales, que valoren la belleza del montaje enfrentado que presento (Dir: Leandro Copperfield), la siempre adecuada utilización de la música y la cantidad de iconos por minuto que han parido entre los tres. 

Este es una entrada eminentemente bella sin ningún mérito que atribuirme, que me han dado el trabajo hecho.


Vía: cabreados.org

No hay comentarios: