28 mar. 2009

Un cuento de Navidad (Arnaud Desplechin, 2008)


El cine francés promedio tiene una atmósfera envolvente, una cadencia particularmente lenta y un uso de los silencios dramáticos que hiela la sangre e invita a la reflexión. Dicho así, pueden parecer cualidades atractivas. Entendemos a los vecinos y nos gusta (a los que nos gusta) su forma de contar las cosas. Sé que está feo generalizar y que no es lo mismo un Rivette o un Godard que un 'Astérix' o un Besson, pero yo me refiero a ese cine francés promedio que importamos para las salas de versión original y que habla de familias jodidas y tíos locos.

'Un cuento de Navidad', que nada tiene que ver —blasfemia sería— con los del maestro Rohmer, tiene al tío loco, a la familia jodida, a los cuernos comprensibles y a la matriarca déspota. También tiene un trío de estrellas internacionales (Catherine Deneuve, Chiara Mastroianni y Mathieu Amalric) y, lo peor de todo, una duración innecesaria de dos horas y media. Puede ser que la fortuna me sonría y sea un privilegiado social, pero dudo que las mierdeces que inundan a la célula familiar protagonista ocurran en otras latitudes cualesquiera. La mezquindad como ejercicio puntual es inteligible e incluso inevitable, como constante machacona durante 150 minutos es peor que un parto.

Valoración: 3/10

  • Para ver el tráiler, pincha aquí

No hay comentarios: