27 abr. 2009

'Bendito Machine', o la odisea de encontrar pasta para proseguir

Todos teníamos un amigo en la escuela que sacaba sobresaliente en plástica. Uno que, no sabías cómo, era capaz de reproducir las viñetas de los cómics que compartíais con precisión cartesiana, como si fuera dueño de un don. A veces la envidia que producía ese compañero manufacturero se acentuaba tanto más cuanto nosotros éramos incapaces de plasmar personas que no estuvieran hechas a base de palotes. Pensábamos que era injusto, pero es que ellos pasaban las horas muertas haciendo bocetos mientras nosotros jugábamos al fútbol o a la cuerda, que cuesta lo suyo llegar a ser un Jossie Malis.

Así se anima a sí mismo el dibujante Jossie Malis

Este peruano de 33 años, nacido en Lima y criado en Chile, lleva viviendo en Barcelona desde hace más de un lustro. Desde allí ejerce de alma máter de 'Bendito Machine', un proyecto de animación en Flash basado en el teatro de sombras que se inició en 2006 y que espera prolongarse en el tiempo mediante numerosas entregas. ¿Su declaración de principios? "Una terapia para no caer en un nihilismo profundo y un regalo para los que quieran reflexionar sobre nuestra naturaleza".

El problema, como siempre, la pasta. No hay mecenas tras Zumbakamera (productora fundada por Malis para el desarrollo de su serie de cortos animados) y sí una autárquica iniciativa de financiación tradicional y cargada de ilusión: Printastic, "una plataforma 'on line' para dar a conocer a ilustradores de todo el mundo que quieran publicar su trabajo en formato de impresiones de gran calidad". Los estilos de la gente que Malis mete en su barco son afines al suyo y con la mitad de cada venta intenta potenciar la producción del plan de cortos que están por venir. La otra mitad se la embolsa cada artista.

Bendito Machine

'Bendito Machine Vol. I'


Hasta ahí la parte de pequeño empresario, pero lo que interesa es el director: "El formato que utilizo me permite llegar a muchísima gente explicando sólo lo necesario. El teatro de sombras tiene un efecto hipnótico desde que se utilizaba para espantar demonios mediante fábulas religiosas a la luz de la vela. Ahora la cosa está más digitalizada, pero intento mantener el mismo espíritu 'espanta-demonios'", asegura Malis, cuyo desafío consistió en crear unas cuantas historias bastante universales que pudieran funcionar en cualquier rincón del mundo. Es por eso que los cortos que ha rodado hasta la fecha (tres, con otros siete programados) carecen de diálogos y tocan todos los palos posibles en forma de "ejercicio tragicómico que habla sobre la intolerancia, la manipulación, la mentira, la religión, el capitalismo, las máquinas y un sinfín de cosas más con las que nos comportamos de forma compulsiva y llenos de miedos". Todos autónomos entre sí pero complementarios en una visión conjunta.

'Bendito Machine Vol. II'


El primer capítulo, estrenado en marzo de 2006, participó en gran cantidad de festivales y se hizo con más de 20 reconocimientos internacionales. Tal fue su repercusión que al año siguiente la AWN (Animation World Magazine) consideró a aquella pieza como una de las mejores ilustraciones de Flash del año. Ahora acaba de estrenar el tercero, 'Obedece sus preceptos', y lo tiene en plena fase de promoción. A pesar de que los códigos evocativos que plantea pueden rayar lo conceptual y alegórico, Malis quita plomo al asunto: "No se trata de ser grave, porque para eso ya están los medios tradicionales. Se trata de reflexionar y reírse de lo absurdo de nuestra realidad encima de este planetoide". La televisión, los falsos ídolos y la corriente por la que se deja arrastrar la masa están muy presentes en esta pieza que encuentra en el streaming de alta definición que provee internet una plataforma impecable para su difusión.

'Bendito Machine Vol. III', estrenado el mes pasado


A la espera de que toque a su puerta "un mecenas o millonario despilfarrador al que le interese llevar a buen puerto un proyecto de esta naturaleza", como reza la declaración de principios de su web, Malis sigue poquito a poco sin desmoralizarse. "Ha habido algunas tentativas de sufragar el proyecto pero por desgracia no llegaron a nada. El principal problema es que 'Bendito Machine' no se ajusta a esas misteriosas leyes de mercado que tanto acojonan a los que manejan dinerillo. Es un proyecto particular que se está inventando su propio espacio mientras crece".

No hay comentarios: