18 abr. 2009

¿Cómo que Travolta va a hacer de Paul Newman? ¡Sacrilegio!


Paul Newman en su lecho de muerte no debía de tener toda la información. Cruise se acercó a su lado y le dijo a su mentor billarístico si no le importaría que actualizara el clásico 'Dos hombres y un destino'. "Es que con la crisis, en la industria debemos apostar por éxitos seguros", nos imaginamos engatusándole. Newman tenía que estar muy débil, o pensaba que Tom iba de farol, o que, cuando el cienciólogo concretara su proyecto, la obra maestra de George Roy Hill que le emparentó por primera vez con su amigo Robert Redford se haría aún más grande. No es que Cruise esté totalmente acabado. De hecho, 'Valkiria' no ha ido todo lo bien que se esperaba pero tampoco le ha molestado a nadie. Lo que pasa es que el compañero de juegos que se ha buscado es el orondo John Travolta.

Y es que lo que ha unido la cienciología parece que no lo debe separar el sentido común. Si hay algo que sobraba a raudales en el western crepuscular original era picardía, apostura, rebeldía y química. Lo que pueden ofrecer los dos discípulos de L. Ron Hubbard no va más allá de grititos (de Cruise), sobrepeso y alopecia (de Travolta) y ¿quizá un número musical? (Cruise los borda —ya lo vimos en 'Risky Business'— y Tony Manero, no digamos). Pero corriendo sin mirar atrás, muriendo jóvenes, dejando un cadáver bonito y toda esa mandanga, sinceramente, no nos los imaginamos. Ni siquiera creemos que vayan a estar a la altura de las corajudas Susan Sarandon y Gena Davis de 'Telma y Louise'; puede que su parecido más razonable sean los Ozores y Esteso de 'Al este del Oeste'.

No hay director confirmado, ni mucho menos; sólo una sarta de rumores que hablan de que Cruise se está entrevistando con buena cantidad de guionistas, que puede que Robert Redford se preste a hacer un cameo y que producirá United Artists con una importante rebaja del sueldo del marido de Katie Holmes para que el proyecto pueda llevarse a cabo. Ésas son las escasas pistas que desveló la semana pasada el rotativo británico Daily Express.

Lo mismito, vamos...

Sabemos que Travolta ayudó a 'salir del armario' a Tom en 'South Park' y que ambos comparten creencias religiosas, pero ésa no es excusa para que le deje pisar la alargada sombra de Newman. Un pase habría tenido que lo interpretara Cruise mismo: al fin y al cabo Scorsese le señaló como su sucesor natural en 'El color del dinero', pero entonces se daría lugar a un problema de edades (el Sundance Kid original —Redford— era 11 años más joven que Butch Cassidy —Newman— y Travolta le saca ocho años a Cruise. Al menos en eso hay cierta coherencia).

Se nos ocurren otros que tampoco estarían a la altura pero que al menos serían más dignos Cassidys: Sean Penn, George Clooney, Brad Pitt o Russell Crowe (apunta tus sugerencias donde los comentarios si es que no temes cometer sacrilegio). Mientras, nosotros te mostramos una serie de razones por las que esta noticia nunca debería haber existido:

  • Pincha en esta foto. Si te parece que el gángster Vincent Vega que Tarantino diseñó para Travolta en 'Pulp Fiction' estaba rellenito, mira lo que ha hecho la gravedad con él durante estos ¡15 años! (ya).
  • Pues eso, que la resurrección que le propició el director de 'Kill Bill' no ha sido bien gestionada por el actor-piloto. Lo mejor que ha hecho en este tiempo ha sido 'La delgada línea roja'. Y para quienes consideren que la obra maestra de Malick es un tostón, apuntamos una serie de argumentos que endiosan al extravagante director: 'Michael', 'Campo de batalla: La Tierra', 'Combinación ganadora' o 'El Castigador'.
  • En la foto de la cabecera podemos observar cómo la frente de Travolta empieza a parecerse a las pistas de aterrizaje que tanto le gusta frecuentar. Mientras, los rizos cenicientos de Newman siempre han sido el delirio de las nenas.
  • Sus ojos serán azules pero no son color azul-pilluelo como los de Paul.
  • ¿Os imagináis al gran Eddie Felson travestido de ama de casa bailonga y con cara de pan preñado? Por desgracia, a Travolta no os lo tenéis que imaginar.

No hay comentarios: