26 nov. 2009

El Loach menos grave es el más completo

'Buscando a Eric' (Ken Loach, 2009)

A mí, la sensación que me transmite 'Buscando a Eric' es que Loach (o Paul Laverty, o los dos, que para el caso es lo mismo) está cansado de contar siempre la misma historia de jodedumbre existencial pero no sabe hacer otra cosa.

Que 'El viento que agita la cebada' fue la obra excepcional de su alter ego esquizofrénico, pero que donde tira es al monte y que donde se encuentra a gusto es en el fango social, haciendo portavoz de la miseria y el lodo británico.

Ese cansancio loachiano del que hablo no deviene en un cambio de rumbo con respecto a los temas tratados casi siempre ("Estamos mal desde Thatcher y lo único que nos puede salvar es la fe en las personas"), sino en la introducción de un elemento luminoso, reconocible por la gran masa, extrañamente comercial: Eric Cantona, mito retirado del Manchester United, refinado delantero felizmente célebre por ser el más técnico que pisó las islas durante los 90 y tristemente recordado por darle de hostias a un hooligan tontorrón. Se le ama o se le odia, pero casi siempre se le ama.

El ariete gabacho, de quien partió la idea de la cinta, ejerce de fantasmagórica presencia en la mente del deprimido Eric Bishop (Steve Evets: inédito en la filmografía del director, pero chico Loach de pro). Un libro de Paulo Coelho cantante y danzante. Su aportación al conjunto es un indisimulado salto al optimismo que convierte al pútrido —aunque vibrante— conflicto de siempre en algo parecido a la comedia social, más cerca al tono del Frears que hace patria que del autor que nos ocupa.

Si bien la parte de estancamiento emocional y de corrupción de menores son dignos de interés por la verdad que desprenden todas y cada una de las patas interpretativas con que cuenta la función (pese a estar filmados sin ningún tipo de alardes), es en los momentos de comedia pura donde vuela el asunto. En las apariciones espectrales del deportista y en un final que es toda una apología a la amistad, verdadero cimiento de cualquier sociedad bien vertebrada por encima del odio a tal o cual ex política más o menos metálica.



Valoración: 7/10

Estreno: 27 de noviembre de 2009

No hay comentarios: