26 feb. 2010

El límite de lo imaginable no tiene por qué ser malo, quizá simplemente aburrido

'Precious' (Lee Daniels, 2008).

Leo en Fotogramas que Boris Izaguirre defiende enconadamente la alcantarillez social de 'Precious', que le conmueven todas y cada una de las putamierdas que le pasan a la rellenita protagonista; argumenta que el solo hecho de que "una vez" pase algo (incesto por parte del padre con dos embarazos como consecuencia) es excusa para retratarlo. A eso se conoce como sacar el todo por la parte. Y es un engaño.

Cuando, al contrario, generalizamos, es que estamos cogiendo la parte por el todo, algo muy denunciado en los debates (a la altura de la frase "¡Eso es fascismo!" —con lágrimas en los ojos—), lo que tampoco parece muy justo. 

Es por ello, que, a pesar de que no me interesa el descenso a los infiernos de Precious ni empatizo con ella porque no soy gordo, negro, seropositivo, violento, trastornado, maltratado o border line, la película no me parece tópica o una sucesión de clichés (y aunque me lo parezca, no la catalogaré así) como han dicho muchos críticos.

Yo, por mi humilde parte, simplemente sitúo lo nuevo de Lee Daniels en el estante de lo feo, lo ininteresante y lo aburrido. Me veo incapaz de cuestionar ninguna de las decisiones de guión o de construcción de personajes de esta cinta en particular. Si algo he aprendido en mi tránsito corporeo por la existencia (de las pelis que vi siendo otro ente no me acuerdo) es que en la vida real somos mucho más descalabrados que en muchas tramas de ciencia ficción, y, por ello, defiendo que lo único importane en este mundo es intentar ser un poco más feliz segundo a segundo y que la única limitación que se le puede poner a un guión en cuanto a actitud de los personajes es lo que no se le puede ocurrir a nadie. Y como eso no ha pasado todavía, esta frase es hueca.

Así que, a pesar de que no concuerdo con Boris en forma, si lo hago muy en el fondo.

 Tráiler de 'Precious' (Lee Daniels, 2008).

Valoración: 5,5/10

Estreno: 5 de febrero de 2010

No hay comentarios: