7 may. 2010

El experimento nada experimental de Wes Anderson, altamente sofisticado

 'Fantástico Mr. Fox' (Wes Anderson, 2009)

Si tengo que definir a 'Fantástico Mr. Fox' sería como sofisticado. Sofisticado él, sofisticada la película. De arriba a abajo, de delante a atrás, hasta en acróstico sofisticado.

Owen Wilson interpreta al entrenador Skip. En realidad casi toda la troupe repite. Tenemos a Bill Murray Jason Schwartzman, Willem Dafoe y a Michael Gambon. Se echan tan sólo de menos en la cuadrilla a Gene Hackman y a Anjelica Huston (curiosos y atinados cabezas de familia pretéritos), sustituidos por los algo más comerciales pero igual de solventes George Clooney y Meryl Streep.

Fíjense si es una película personal dentro de la impersonalidad que puede entrañar el adaptar un texto ajeno, que parece que fuera Roald Dahl (muerto en 1990) quien atendiera en el diván a Wes Anderson  durante mucho rato, puesto que 'Fantástico Mr. Fox'' (el relato), que en el año presente cumple medio siglo, no es más que una animada puesta al día de los temas en que siempre ha buceado el director tejano. El padre, ese bicho raro.

Iba a convertirse en la 'Pesadilla antes de Navidad' de Anderson debido a los múltiples reproches y acusaciones de haber dirigido la cinta por mail vertidos sobre él. Henry Selick, presente durante toda la producción de aquel gótico musical acabó atribuyéndose la autoría del mismo. Da igual, del mismo modo que aquélla era puro Burton, ésta podría estar firmada por Perico el de los Palotes y aún así no dejaría de ser la piedra angular de un maestro consolidado. Si Anderson era autor desde su segunda cinta ('Academia Rushmore') ahora se ha convertido en AUTOR, significando dicho apelativo: "Director que es capaz de crear un cierto aroma".
Siempre es duro competir con Pixar en la puja por el Óscar a la mejor cinta de animación. Este año, con 'Up' en la pelea, no había mucho que hacer. Tampoco demasiado que reprochar, si bien la crítica (sobre todo la desprendida de los usuarios de redes sociales) la ha puesto a la misma altura.

Tiene el handicap de ser una película animada no versátil. No es, ni mucho menos, un producto para niños con doble lectura incorporada, sino una película para adultos que quieren convalidar dos sesiones de psicoterapia referida a traumas infantiles con el precio de una entrada. En ese aspecto es barata.

Incluso varios meses después de verla (a España ha llegado con medio año de retraso) muchas de las escenas quedarán tatuadas en la retina. Impagable ver cómo los protagonistas se ponen a bailar de manera inopinada en una crítica feroz a todo el género musical y a las obras de Disney más concretamente.

Cada una de las escenas en que se divide el metraje es una obra maestra de concisión con su presentación nudo y desenlace. Una sucesión de cortos realmente prodigiosa.

Atención a la voz de Clooney. Él ES Mr. Fox. Prohibido verla en versión doblada.

Da gusto comprobar cómo no era un capricho de chico raro meterse con los dibujitos. Parecía una boutade made in Cameron, pero es que el texto se adaptaba. Da horror pensar la patata que habría salido si se hubiera intentado la adaptación a carne y hueso.

Amigos, esto es todo. Los que no la hayan visto, corran a los cines, y los que sí hayan tenido la suerte, repitan: Aguanta el revisionado.

Tráiler de 'Fantástico Mr. Fox'.

Valoración: 9/10

Estreno: 23 de abril de 2010

1 comentario:

azpeitia dijo...

Enhorabuena por tu blog...un abrazo de azpeitia