16 jun. 2010

Tom Cruise, la reconstrucción


El mejor embajador de España por el mundo no es Moratinos, es Tom Cruise. Entendíamos su fijación por la Semana Santa, la tortilla de patatas y el Real Madrid cuando salía con Penélope Cruz, pero parece ser que se enamoró de verdad de nuestro país cuando rodó 'Mission: Impossible 2'.

De Mimi Rogers se quedó la Cienciología; de Nicole Kidman, dos hijos adoptados y de 'Pe', una bandera rojigualda. Y, como ejemplo de su fidelidad inquebrantable, ha elegido Sevilla como escenario para la 'premiere' mundial de 'Knight & day' ('Noche y día') que tendrá lugar este miércoles, antes de la cual, según comunicado oficial: "[El actor] firmará autógrafos a todas aquellas personas que se acerquen a las puertas del Casino de la Exposición". Pero qué majo.

Su último 'thriller', dirigido por James Mangold y con Cameron Diaz como coprotagonista, trae textura aventurera y bastantes dosis de humor. Por lo demás, persecuciones interminables, sopas de tiroteos y multitud de escenarios, entre los que se encuentran la capital andaluza (de la que se apreciarán la catedral, la Plaza Virgen de Los Reyes y la Plaza del Triunfo) y Cádiz. Ello sumado a que Cruise produjo hace tiempo ya la muy taquillera 'Los otros', de Amenábar (además de su 'Vanilla sky') y a que tiene en mente un 'remake' de 'Los cronocrímenes' de Vigalondo, nos obliga a los españoles a reconsiderar su caso con una pizquita de simpatía. Hombre, por favor...

O sea: ¿puede que Cruise no sea el monstruo pasado de rosca que muchos han pintado, sino una estrella en barbecho por la que apostar ahora que ha bajado de cotización?

Motivos para el optimismo haylos. Por ejemplo, que Cameron Diaz vuelve a estar a su vera y que, entre los dos, componen los fotogramas más estilosos que habrasen visto. Sobre todo, si Cruise recupera aquella media melenita de hace un lustro.

Y no sólo eso. Es verdad que el rey de los 'blockbusters' (18 de sus 26 estrenos desde 1986 han hecho más de 100 millones de dólares en la taquilla estadounidense) lleva sin pegar un verdadero petardazo desde 'La guerra de los mundos' (2005), pero los saltitos en el sofá de Oprah parecen cada vez más lejanos, y su matrimonio con Katie Holmes avanza viento en popa, Suri mediante. Cruise ha sido capaz de hacer de lavar su imagen a partir de la autoparodia, empezando por el vídeo promocional de su último estreno y siguiendo por su el proyecto en el que retomará al carismático Les Grossman, desquiciado productor que ya interpretara en 'Tropic Thunder'.

Tom, no habituado a la comedia, pero muy cacareado en los corrillos de 'candidatables' al Oscar secundario 2009 por aquel cameo en la cinta de Ben Stiller, pretende fomentar aún más su vis cómica gracias a una nueva colaboración con el protagonista de 'Zoolander'. Se llamará 'The hardy men' y estará dirigida por el artífice de 'Noche en el museo'. Pero eso sólo será después de enfundarse por cuarta vez las mallas y máscaras de su ya eterno Ethan Hunt en 'M:I IV', esta vez en manos del realizador de 'Up'.

Y ahora digan ustedes si el cabecilla del 'Brat Pack' no va más lanzado que nunca. ¿Se puede acaso tener un embajador mejor?

--
Lee el artículo original en El Mundo.

No hay comentarios: